Chistes - Bodas

Publicado por Diana
Votalo:
Puntos: 5

Monólogo sobre las bodas


Costumbres ridículas de las bodas.

Bodas, bautizos, comuniones y un largo etc.. de eventos familiares o de amigos a los que todos en alguna ocasión hemos acudido.
Envueltos por la felicidad y efusividad del momento nos vemos arrastrados por una serie de rituales y gestos que vistos con cierta perspectiva hacen que nos sonrojemos
Hablando de bodas:
¿Qué me decís de esa ridícula costumbre de agitar la servilleta cual aspas de molino por cualquier motivo?
Que entran los novios, servilletas en alto, que traen el marisco, arriba servilletas, que los consuegros se besan, más de lo mismo. Con el paso de las horas tal agitación de servilletas llenas de restos de comida puede tener consecuencias terribles.

¿Y qué me decís de la entrada de los camareros al ritmo de pasodoble mientras sonríen orgullosos de los ejemplares de cigala que van a servir? Que no son los protagonistas, ¿a quién se supone que va dedicada la canción? ¿A ellos, a las cigalas, a los novios? En fin, que no le veo sentido.

Y entre plato y plato no nos olvidemos de gritar que se besen, primero los novios, después los padres de los novios, después los padrinos y así hasta configurar combinaciones inimaginables. Y momento difícil ese que se presenta cuando los padres de unos u otros están divorciados y el simpático de turno les pide que se besen. Ya ves a los novios con cara de circunstancia salvando la situación con una sonrisa incómoda mientras tratan de desviar la atención regalando una tarta de pañales a la embarazada de la boda.

Y llegamos al genial momento de la tarta, los brindis y los bailes adornados con luces de colores y fuegos artificiales. En medio de todo esto, no puedes resistirte a la lagrimita cuando ponen el típico vídeo de los novios, familiares y amigos adornado con la canción más melancólica del momento. Todo muy emotivo, y sin saltarse el guión establecido.
Al final, mujeres con lentejuelas y sin tacones, hombres con corbatas a modo de corona y niños robando los detalles de boda de mesa en mesa. Qué lindas costumbres las de nuestras bodas
No disimules, tú sabes que las has vivido y lo que es peor: hay fotos de que lo prueban.
Prepárate para la siguiente reunión familiar, todas las veréis con esa mezcla de vergüenza y buenos recuerdos, que al final también alguno queda.






Relacionadas: costumbres frases de humor club de la comedia


Chistes similares:


La novia más fea

Valoraciones de una boda

La boda de un catalán

Recuerdo del viaje de novios



(c) 2011 - 2019 MegaChistes.com | Feeds | Política de Cookies
ACEPTO
Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación, publicidad, redes sociales de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta es que permite su uso. Más información